Saltar al contenido

objectes desapareguts

Objectes (des)apareguts (2020)

Se trata de una aproximación artística a los objetos en el contexto de las fosas comunes del cementerio de Paterna, en formato audiovisual. Algunos objetos fueron entregados a las familias poco después de que sus deudos fueran asesinados, otros han sido recuperados 80 años después, gracias al ímpetu de las familias y los trabajos de exhumación de las asociaciones científicas que excavan las fosas. Entre las piezas se encuentran objetos personales, objetos de represión y material asociado.
Para este trabajo han sido entrevistados 7 familiares: Daniel Galán, Laura Martín, Pepica Celda, MªJosé Sánchez, Raquel Gil, Amèlia Hernández y Francisco Sanz. En los vídeos estos narran lo que evocan los objetos y el valor que tienen para ellos/as. 
También se ha entrevistado a la restauradora Tona Zalbidea del Dpto. de Restauración de Bienes Culturales de la Universidad Politécnica de Valencia. En el vídeo explica la metodología empleada para restaurar el material asociado a los restos de Francisco Sanz.
 

Pepica Celda con la botellita de su padre José Celda

Amèlia Hernández con la fotografía de su padre George de pequeño

Este trabajo se encuentra actualmente expuesto en el Centre del Carme de Cultura Contemporània de Valencia y será mostrado próximamente en centros de Berlín.

Sobre la artista

María Amparo Gomar Vidal (1983, Valencia)
Vive en Berlín. 
 
Es Master of Arts por la Universität der Künste de Berlín.
Formación complementaria en la School of Visual Arts de Nueva York.
Su práctica artística se centra en la memoria, el género y la identidad.
Realiza proyectos participativos y conjuga el arte y la educación. También imparte talleres de arte para diversas asociaciones de Berlín.
Ha expuesto en ciudades como Nueva York, Berlín, York, Valencia y Alicante.
Para su proyecto artístico “Objectes (des)apareguts”, ha recibido el apoyo económico de la Delegación de Memoria Histórica de la Diputación de Valencia.

Últimes paraules (2020)

Es un proyecto audiovisual sobre las últimas cartas que escribieron personas represaliadas a sus familias, antes de ser asesinadas. 80 años después, los descendientes -en algunas ocasiones los más jóvenes- leen sus últimas palabras. 
El mensaje: que las víctimas fueran recordadas y que sus familias vivieran sin rencor, aún sabiendo que morían inocentes.
El propósito de este proyecto es crear un archivo digital con grabaciones de las lecturas.

Pilar Taberner leyendo la última carta de su tío abuelo, José Giner